Warrior Path – Warrior Path

Warrior Path – Warrior Path

Warrior Path es una banda de heavy / power metal de Grecia formada por el guitarrista y compositor Andreas Sinanoglou. El álbum debut de la banda, WARRIOR PATH, fue lanzado en 2019 y cuenta con el guitarrista y teclista de Firewind Bob Katsionis, el cantante de Beast In Black Yannis Papadopoulos y el baterista Dave Rundle. Diez canciones, una hora, un increíble álbum de proporciones épicas y gloriosas.

 

La apertura de ‘Riders Of The Dragons’ comienza en un estilo épico, que desde las primeras notas recuerda a los míticos Iron Maiden, totalmente atmosférico que se acelera y se convierte en un galope. Con más de siete minutos de duración, es un movimiento audaz como la canción número uno, pero que nos envía escalofríos por la columna vertebral y nos deja con ganas de más, de lo que es un claro mensaje sobre sus ambiciones musicales. «The Hunter» se pavonea para ver a través de un corto y suave interludio, convirtiéndose en un desenfrenado tema de alta velocidad. Con el pie en el pedal, el heavy metal sigue dando rienda suelta a esas canciones pegadizas con estribillos que sigues cantando después de haber terminado la escucha, es una de las muchas delicias que ofrece el álbum, otra es el fantástico y combativo power metal de “Sinnersworld”. Un ritmo palpitante resuena en cada nota y me encanta esta canción. “Sinnersworld” puede ser una de las mejores canciones de power metal de todo el álbum y hay varias muy buenas y disfrutables.

 

La influencia de Iron Maiden es innegable en algunas de las canciones de este álbum, como nuevamente ‘Stormbringers’ mostrando algo de la audaz épica que los británicos inyectan a muchos de sus himnos. Y tras una canción cañera llega la calma con más de nueve minutos de duración, «Black Night» se abre camino en el género de las power ballads. Una apertura tan atmosférica y suave con una actuación vocal muy emotiva, que no se ve venir la mayor sorpresa del álbum… con un estruendo, el trueno golpea y ‘Black Night’ se convierte en un todopoderoso y lento power metal dejando la balada a un lado pero manteniendo la esencia majestuosamente. Qué canción y qué sentimiento.

 

El álbum está sólo a la mitad y está generando niveles de adrenalina anormalmente altos. Una segunda mitad que comienza con ‘The Path Of The Warrior’. Más atmósfera, más tensión y mucha más intensidad que cualquier otra canción en el album. Honestamente, no podrías querer más de una sola canción para enamorarte de una banda. «The Path Of The Warrior» son diez minutos de puro placer que nunca querrás terminar… pero lo hace, y joder, qué magnífica canción que sigue. ‘Fight For Your Life’ es metal de alta velocidad mezclado con el sonido clásico del power metal europeo. Un ritmo adictivo que golpea la cabeza, un ritmo contagioso y un largo coro de cantos hacen de ‘Fight For Your Life’ una magnífica canción. Sin dejar de lado los truenos, el poder o la fuerza, el álbum continúa a toda marcha con ‘Mighty Pirates’ cortando un camino salvaje a través de la tierra sobre la que se precipita. Añade un solo de guitarra que se asemeja nuevamente a cierta banda británica que hemos mencionado un par de veces, es un material fantástico de una nueva banda, con músicos experimentados. “Dying Bird Of Prey’ arrastra el álbum al territorio de la power ballad de nuevo y ahora es el momento de levantar esos encendedores en el aire y balancearse de lado. Dying Bird Of Prey rezuma tanta pasión y emoción, que hasta el fanático del metal/rock más duro se va a fundir con el tema.

 

Tristemente, el álbum entra en la recta final con una última oferta sorprendente. ‘Valhalla I’m Coming’ encapsula todo lo que el género de baladas de poder melódico tiene para ofrecer. Un himno como clímax de un gran álbum, ‘Valhalla I’m Coming’ es un simple final sin aliento para un álbum que quita el aliento.

 

If I fall in the end With the sword in my hand Valhalla I’m coming

 

-Aitor-

#Follow us on Instagram
A %d blogueros les gusta esto: