The Lightbringer Of Sweden – Rise Of The Beast

The Lightbringer Of Sweden – Rise Of The Beast

«Rise Of The Beast», salió el 15 de julio de este caótico 2020 a través de un sello independiente y si aun no lo has escuchado puede ser que te estés perdiendo uno de los albums del año y eso es mucho decir con lo que está saliendo y más siendo el álbum debut de la banda. Tiene 10 canciones y una duración de poco más de 45 minutos.

 

Los integrantes que nos regalan esta maravilla son Lars Eng – Guitarra, Herbie Langhans – Voces, Tobbe Jonsson – Batería , Johan Bergqvist – Bajo y Jonas Andersson – segunda guitarra, cabe destacar que toda la idea pertenece al bueno de Lars y él es el productor, escritor, compositor, utilero, masajista si hace falta… vamos es el padre de la bestia.

 

La portada es una delicia como lo es la escucha, nos presenta a uno de los protagonistas de la historia que nos cuenta el álbum envuelto en llamas. Tenemos dos personajes principales en este viaje, SKELETOR. Skeletor es la mano derecha del mismísimo diablo y es mandado a la tierra con una misión, recolectar 1000 almas para que nuestro protagonista pueda alzarse del infierno y hacer de la tierra su patio de recreo. THE LIGHTBRINGER. The Lightbinger o como lo conocemos todos, el diablo, colecciona las alamas mientras pelea con los ángeles mandados por su padre para detenerlo. Esa era la idea básica que tenía Lars para el álbum.

 

«The Moon» abre el telón a esta lucha entre el cielo y el infierno, una voz en susurros y entre campanas y lluvia nos avisa que una bestia esta por alzarse y el mundo por terminarse y de la nada «Fallen Angels» cambia los truenos por unas guitarras feroces dando rienda a un exquisito power metal, donde la voz hace un trabajo de versatilidad estupendo y ya con esas primeras notas estas embelesado por el diablo queriendo saber a dónde nos llevara.

 

«The Beast Inside Of Me», deja claro que no se puede meter a la banda o al álbum en un único estilo ya que del power metal pasan a un rock añojo y al metal ochentero como si nada. «One By One», sigue con ese sonido de rock con unas guitarras potentes acompañadas a la perfeccion de la batería, puede ser un corte más pesado pero viene bien para subir el ritmo antes de «Into The Night», que nos devuelve a power metal más puro y que todos disfrutamos.

 

Y llegamos al actor secundario de la historia, «Skeletor», uno de los platos fuertes de este álbum, donde es difícil sacarles alguna canción que no sea una delicia, comienza con una batería seguida de unas guitarras de las que te hacen coger la escoba y pensar que lo das todo en un escenario. Todo va en ascensión y nos prepara para la llegada del protagonista. «Lightbringer», es otro temazo, la batería sigue a todo tren y las guitarras no descansan en este corte donde nos dejan unos coros magistrales. Estos dos temas son de los que animan a un muerto y te ponen a menear la cabeza sin darte cuenta.

 

«Save Us» puede ser la canción más pegadiza del álbum aunque pareciera más hecha para el lucimiento de las guitarras con unos solos impresionantes desde el comienzo. «Heaven Has Fallen» es la power ballad del álbum, con unas sensaciones alejadas de las de hoy dia, esta consigue que te entren ganas de sacar un mechero, no el móvil, sino un mechero y levantar el brazo al aire como se hacía antes.

 

Lllegamos al final del viaje con «Shadows Of The Night», que cierra con otro temazo movido y que seguramente junto a nuestros protagonistas sean las tres mas cañeras del álbum. Con todo esto queda volver a decir que para ser un álbum debut ellos mismos se han dejado el listón muy alto ya que la continuación va a tener unas expectativas enormes tras esta obra.

 

– Aitor –

#Follow us on Instagram
A %d blogueros les gusta esto: