Avatar – Hunther Gatherer

Avatar – Hunther Gatherer

A lo largo de una carrera que ya lleva casi 20 años, Avatar se ha ido convirtiendo poco a poco en una de las bandas más creativas, interesantes e impredecibles del metal. Desde el circo del Black Waltz hasta el fantástico viaje a Avatar Country, este quinteto sueco siempre ha sido capaz de mezclar una estética intrigante con increibles riffs y grandes coros y aunque el nuevo disco Hunter Gatherer da más de un par de rodeos en el camino, nos vuelven a regalar una balada como la magnífica Tower del imprescindible Hail the Apocalypse, la fórmula de lo que los convierte en una banda tan emocionante sigue estando ahí, sin duda. La banda la componen Johannes Eckerström cantante, Jonas Jarlsby guitarra (principal), John Alfredsson bateria, Tim Öhrström guitarra (secundaria) y Henrik Sandelin en el bajo. Este nuevo álbum nos deja 10 cortes y algo más de 45 minutos pero que no se hace corto para nada y como ya dijeron al presentarlo se han dejado las risas y tonterías de Avatar Country en casa y presentan un álbum mucho más serio y oscuro que nos recuerda a sus orígenes.

 

Empezamos el viaje con los impresionantes y duros de los singles que pudimos disfrutar antes de la salida del album “Silence In The Age of Apes” y “Colossus”que son la introducción perfecta al nuevo viaje que nos invitan estos los suecos. Ambos temas tienen todas las características de los clásicos de Avatar: riffs potentes, coros fuertes y una buena dosis de innegable musicalidad. Aunque pueden ser cortados por el mismo patrón, sin embargo, incluso en esta primera etapa está claro que Hunter Gatherer es variado en su enfoque; empieza con la primera cancion dando caña y la segunda es capaz de pisar el acelerador un poco más. Esto es algo que vemos a lo largo del disco, ya sea en forma de completos cambios de tono (más sobre eso en un momento) o pequeños momentos memorables esparcidos como huevos de pascua al estilo de Marvel;

 

El extrañamente reconfortante silbido al comienzo de “A Secret Door” canción que a ratos te lleva a recordar el tema Night Never Ending es una canción que no te dejara indiferente y viene con sorpresa ya que participa un tal Corey Taylor pero para saber su papel tendrás que escucharla y disfrutarla por ti mismo. El siguiente corte “God of Sick Dreams” tiene una mezcla de los tres últimos álbumes de la banda, la caña de Hail The Apocalypse, la técnica y sutileza de Feathers & Flesh y la melodía más reciente de Avatar Country.

 

“Scream Until You Wake” combina rock duro, glam, death y heavy metal tradicional en una sola pieza impresionante que tiene su continuación en “Child” donde vuelven a dar una vuelta de tuerca soltando el pedal del acelerador para dar un respiro en una pieza más relajada pero intensa que como ya viene siendo lo habitual pasa de 0 a 100 con “Justice” que viene con una batería demoledora y de nuevo unos riffs poderosos y contundentes.

 

Aquí es donde entra “Gun”, algo que no te esperas para nada que este dentro del álbum pero que aunque rompe todo el ritmo pega totalmente y demuestra que Avatar hace lo que quiere, como quiere… y lo hace bien, hermosa balada dirigida por un piano con un nivel de honestidad y vulnerabilidad que contrasta con todo el estruendo que gira a su alrededor.

 

La frase la calma que precede a la tempestad viene como anillo al dedo en este momento, quedan dos cortes que tras “Gun” vuelven a pisar el acelerador y no dejan de apretarlo al máximo, “When All But Force Has Failed” nos lleva a los comienzos de estos suecos descerebrados, un corte de menos de 3 minutos, si menos de 3 minutos, pero que no para de inicio a fin, me vienen temas como Reload, The Queen of Blades a la mente mientras disfruto del corte y para terminar tenemos “Wormhole” que no es tan rápida como su predecesora pero sirve para finalizar un viaje de una manera impecable.

 

Avatar llevan tiempo evolucionando y probando varias cosas y todas les han salido bien, son una banda a la que hay que darle una oportunidad escuchando todos sus 8 discos para ver su desarrollo, puede haber abandonado la metáfora y los discos conceptuales como sus dos últimos predecesores de este Hunther Gatherer, pero ciertamente no se han deshecho de la calidad, la diversión y los riffs a los que todos nos hemos acostumbrado. Una última recomendación, si podéis, ir a verlos en vivo es todo un espectáculo disfrutarlos dando rienda suelta a su locura en la plataforma.

 

– Aitor –

#Follow us on Instagram
A %d blogueros les gusta esto: